Colectivo para la Participación de la Infancia y Juventud (COPIJ), fue creado en el año 2000, como una iniciativa de niñas, niños y adolescentes que, con la preocupación en ese momento por los altos índices de maltrato infantil, violencia sexual y machismo, vieron en el trabajo de pares una oportunidad para realizar acciones para la prevención y disminución de dichos índices.

Colectivo Joven ha sido una organización pionera en el trabajo con niñas, adolescentes y jóvenes, particularmente en el tema de salud sexual y reproductiva, educación integral en sexualidad y procesos de monitoreo y auditoría social para vigilar que se cumpla el marco legal en género y salud sexual y reproductiva.

Colectivo ha realizado múltiples acciones de prevención, formación, capacitación, generación de alianzas y un trabajo permanente donde le enfoque principal es el empoderamiento de la niñez y adolescencia, en sus derechos humanos, para la prevención de la violencia, especialmente la de género.

Las niñas, niños, adolescentes y jóvenes de la organización, realizan visitas a grupos de jóvenes de las escuelas y comunidades, para realizar trabajo de pares sobre educación sexual, violencia de género y salud sexual y reproductiva, así como el fortalecimiento al personal de salud para la prestación de servicios en los espacios para adolescentes. Asimismo, procesos de incidencia política con autoridades educativas, instituciones públicas y autoridades locales, para el cumplimiento del marco legal vigente, que garantice los derechos humanos de la niñez, adolescencia y juventud.

Colectivo joven cuenta con un lugar denominado “espacio juvenil”, que es un punto de encuentro para que niña, niños, adolescentes y jóvenes aprendan, recreen y convivan en un ambiente con relaciones más equitativas de género y se fortalezcan en temas de salud sexual y reproductiva, tecnología de la información y comunicación, liderazgo, música, arte y cultura, incidencia política y realidad nacional en el marco de los derechos humanos.

En 2014 la organización fue premiada por UNESCO, Ministerio de Gobernación y Consejo Nacional de la Juventud, con el primer lugar del concurso “Jóvenes emprendedores por una cultura de paz”, además ha recibido localmente múltiples reconocimientos de las instituciones de salud, Procuraduría de los Derechos Humanos y otras instancias, por el trabajo que se realiza a favor de los derechos humanos, principalmente de las niñas y adolescentes.

Misión

Generar la participación de la juventud, a través de procesos de formación de liderazgos positivos, la incidencia política de la juventud y el monitoreo del cumplimiento del marco legal vigente, que garantiza los derechos humanos de las y los jóvenes, en especial los derechos sexuales y reproductivos

Visión

Ser una organización con cobertura regional que ayude a contribuir al desarrollo integral de la niñez, adolescencia y juventud por medio de acciones locales comunitarias, incidencia y empoderamiento para generar cambios positivos en él.